Acerca de Virufy

Transformando la salud del mundo, una tos a la vez

Acerca de Virufy

Nuestra misión

Nuestro enfoque innovador tiene como objetivo ofrecer una detección previa de COVID superior para pacientes, médicos y gobiernos, especialmente en países de bajos ingresos. Aspiramos a ser la organización sin fines de lucro líder en la identificación de enfermedades con tecnología; transformando la atención médica global e inspirar a otros para apoyar e invertir en nuestra misión.

Nuestro compromiso con la privacidad

Virufy se toma muy en serio la privacidad y la protección de su información personal. Nuestro equipo legal ha preparado una Política de privacidad y Política de cookies para proteger la información personal que comparten con nosotros a través del uso de nuestro sitio web

Nuestros Valores

Transformación

Nuestro objetivo es transformar los costosos sistemas sanitarios mediante el uso de la tecnología para impulsar los cambios necesarios

Colaboración

Nos comprometemos a hacer que la detección rápida de enfermedades esté disponible para todas las personas en el mundo, independientemente de sus antecedentes

Salud

Nos comprometemos a priorizar siempre la salud y el bienestar de todas las personas en todo el mundo

Conveniencia

Nuestro objetivo es utilizar la tecnología para que la prevención y detección de enfermedades sea gratuita para todas las personas en todo el mundo

Eficiencia

Nos comprometemos a crear tecnología intuitiva que ofrezca una detección rápida, detenga la propagación de virus y salve vidas

Innovación

Nuestro objetivo es garantizar la detección rápida de enfermedades con un solo toque en un dispositivo móvil

Nuestra Historia

Cuando llegó la pandemia, el fundador de Virufy Amil Khanzada, sabía que los teléfonos inteligentes eran omnipresentes y que el COVID afectaba la nariz, la garganta y los pulmones. Él planteó la hipótesis de que los sonidos de la respiración y la tos podrían analizarse con el aprendizaje automático para detectar patrones de COVID. Queriendo tener un impacto positivo, orquestó un estudio clínico con 362 pacientes en un prestigioso hospital universitario. El equipo original de Virufy, comenzando con estudiantes graduados en IA de Stanford y que se extendió a voluntarios de universidades de todo el mundo